Mercado de San Blas

MERCADO DE SAN BLAS – PLAZA DE ABASTOS

Logroño no se entiende sin gastronomía, pero lejos de quedarnos con las calles de “tapeo” tradicional, merece una mención especial este mercado de infinita belleza, tanto por el contenido (que es innegable) como por su continente. Disfrute visual en inicio al que rápido acompañan el resto de los sentidos.

Este mercado ostenta junto con el de La Boquería de Barcelona y La Ribera de Bilbao, el sello de interés turístico nacional.                                   

Desde las mejores verduras de la huerta riojana a las especias más exóticas; nuestra carne y nuestra fruta.  Todo ello mezclado en un ambiente luminoso y colorista y con la atención de los profesionales de los mercados de antaño.

En pleno centro de la ciudad, en el año 1914 se intentó sustituir la estructura por otra de ladrillo y hierro, mucho más funcional. Afortunadamente, el proyecto no se llevó a cabo y, varias restauraciones posteriores, han proporcionado su estilo único: la combinación de materiales y formas y elementos de diferentes tendencias, dan al edificio un carácter ecléctico e irrepetible.

Pero no olviden que, como en la vida, la belleza está en el interior…