Agencia Marketing Rioja | Agencias Publicidad Bilbao

La comunicación, empieza ahora.

La comunicación, empieza ahora.

Ya lo preconizaba Dylan allá por los años 70 con su canción los tiempos están cambiando, y hoy en día es una realidad indiscutible.

La tecnología ha cambiado, la gente ha cambiado y la sociedad ha cambiado. Ha cambiado la forma de comunicarnos y de entretenernos, cómo compramos y consumimos los medios, la manera de informarse y de relacionarnos.

¿No deberíamos cambiar también la forma de comunicar?

Se acabó la época de la “imagen de marca” por la imagen de marca, ya no caben falsas promesas. Internet es información, contenido y transparencia.

La conversación lo es todo y en ella la marca queda al descubierto, evidenciando su verdadera imagen.

En el modelo anterior los anuncios de prensa o en televisión competían unos contra otros en un mismo espacio, el mismo soporte, quien gritaba más fuerte o quien es más simpático se llevaba el premio de la atención del consumidor.

En el mundo 2.0 este planteamiento no funciona. De entrada, a los consumidores ya no nos gusta que nos griten. Además, las páginas web de las marcas no compiten sólo con las páginas web de otras marcas, sino que compiten por la atención del consumidor contra todo Internet, contra Google, Youtube, Twitter, Facebook, etc.

Las agencias hemos de saber ofrecer propuestas que den respuesta clara, eficaz y rentable a este cambio de modelo. Hemos de saber como movernos en los ámbitos en los que se mueven los consumidores de nuestros clientes investigando para desarrollar propuestas relevantes que le ayuden a comunicar su producto y a relacionarse con sus consumidores.

Una estrategia de comunicación, en la actualidad, ha de contemplar no sólo los medios de comunicación publicitaria tradicionales, sino que ha de incorporar de forma coherente las herramientas con las que los consumidores se relacionan con la marca, generar contenidos que interesen realmente a sus consumidores, hacer que Google trabaje para la marca a través de una buena aplicación de las políticas y herramientas que garanticen un adecuado posicionamiento orgánico en los buscadores (SEO) y, sobre todo, escuchar, probar y medir continuamente.

Un ejemplo es el trabajo que hemos realizado para la marca Brako, que no termina con la conceptualización y el diseño de una página web o en la creación de la estrategia y de los perfiles en redes sociales. Esto es sólo la estructura formal de base y el principio de un cambio en la forma en la que la marca se relaciona con sus consumidores.

Por eso decimos que, la verdadera comunicación, empieza ahora.