Agencia Marketing Rioja | Agencias Publicidad Bilbao

Estar conectados.

Estar conectados.

Llevo un Ipod con más música de la que podría escuchar en un mes (aunque cada vez que consulto la lista de canciones más escuchadas ésta se reduce a no más de veinte), un e-book con más libros de los que podría leer en un año si dedicara todo mi tiempo a eso, a la lectura; una tablet con cerca de 60 apps que me permiten informarme, editar video, tratar imágenes, escribir (aunque cada vez me gusta más escribir con el portaminas de toda la vida), navegar, acceder a diferentes espacios en la nube donde guardo documentos en los que estoy trabajando; ver programas de televisión o películas de cine cuando quiero, incluso series que aún no se han estrenado, compartir…

Utilizo dos portátiles (alguno más portátil que otro), un Smartphone de penúltima generación que me sirve como reproductor mp3, cámara de fotos y video, mensajería instantánea, gps. Me permite conocer el tiempo que va a hacer, la tabla de mareas y hasta las alertas metereológicas que se producen el sudeste asiático…..¡ah! y además con él hablo por teléfono… Uso correo electrónico, whasapp, Line y SpotBross…

Vivo a 165,3 km de mi familia con la que hablo a diario sintiendo, a diario, también su aunque los fines de semana tardo una hora, treinta y tres minutos (según google) en llegar hasta ellos.

Mantengo una presencia relativamente constante en redes sociales, Twitter, Facebook, Google+, Foursquare, Linkedin, Instagram, Flickr, … donde estoy informado de “lo que pasa” y de lo que hacen, dicen o comparten mis “amigos”. En realidad a mis amigos, los de verdad de la buena, los podría contar con los dedos de las manos y los de un pié.

Me gusta la fotografía, lo sabéis (y si no ya os lo digo yo). A veces, cuando voy a estar con mi familia me levanto temprano, cojo la cámara y me voy a vagabundear sin rumbo fijo mientras el mundo despierta con las primeras luces. Unas veces por la playa, otras por la ciudad, a veces por algún bosque cercano, o siguiendo el curso de la ría de Bilbao y su pasado industrial… pero siembre buscando, en un raro estado de consciencia, aquello que me llena, que me alimenta.

Os puedo asegurar que es en esos momentos cuando me encuentro verdaderamente conectado, cuando descubro quién soy, lo que me gusta y lo que realmente quiero y cuando me doy cuenta de que para poder estar conectado con los demás, primero he de poder estar conectado conmigo mismo.

Con motivo de la festividad de San Valentín, Movistar ha lanzado una app que regala, tiempo de atención, completa. Me gusta que una compañía telefónica desarrolle una aplicación que te inhabilita el teléfono durante el tiempo que tú decidas para dedicárselo a quien tu quieras… y creo que lo voy a hacer, pero me da que no necesito la aplicación, aunque se agradece el gesto… y la idea.


Feliz San Valentín

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.