Agencia Marketing Rioja | Agencias Publicidad Bilbao

Cuando el Museo sale a la calle

Cuando el Museo sale a la calle

2014-cannes-press-paris-zoo-3

Hasta hace poco, los únicos animales salvajes en París han sido las estatuas, pero ahora la vida salvaje está de vuelta en la ciudad.

Bajo estas premisas el Museo de Historia Natural y el Zoológico de París auncian su reapertura.

Los animales salvajes están de vuelta y  se mezclan con sus primos de piedra en una gráfica elegante creada por la Agencia Publicis Conseil (Paris), y ganadora de un León de Oro en el Festival Internacional de Publicidad de Cannes Lions 2014.

Una campaña que nos recuerda el modo en el que los Museos y los Centros de la Cultura han cambiado.

Desde su creación en el s. XVIII y hasta la mitad del s. XX los museos atesoraban la cultura y ésta era considerada un privilegio.

Esta situación se ha revertido en los últimos años, donde el acceso a la cultura ha pasado a ser considerado como un derecho y se ha constatado como el Patrimonio Cultural es un importante activo económico para dinamizar la economía de nuestras ciudades.

Hoy en día los museos pugnan por romper las barreras que les imponen sus muros para salir al encuentro de los ciudadanos y utilizan todas las herramientas que la historia y la tecnología ponen a su alcance, desde  páginas webs, a programas de fidelización, pasando por la utilización – con mayor o menor fortuna – de las redes sociales. Por no hablar de fórmulas de colaboración con la empresa privada a través de patrocinios de exposiciones o mecenazgo para la adquisición de nuevas obras o restauración del patrimonio existente.

Campañas publicitarias como la que os presentamos del Museo de Historia Natural de París,  o como la que realizó la agencia Herederos de Rowan para la exposición “El Joven Murillo” en el Museo de Bellas Artes de Bilbao, en la que uno de los primeros autorretratos que realizó el artista fue utilizado como imagen de la exposición, incluyendo sutilmente un piercing en su ceja, provocando la airada protesta del coleccionista que prestó la obra y exigiendo que el cuadro apareciera en los carteles sin ningún retoque. CAmpañas que son una muestra clara del cambio que se está produciendo en el ámbito de la comunicación cultural.

Ni que decir tiene que la polémica suscitada por esta protesta y la retirada del cartel original, fue sin duda la mejor publicidad para esta magnífica exposición.

 

Incluso la Fundación Amigos de Museo del Prado, lanzó una campaña en busca de fondos, utilizando para ello una reproducción de sus obras en situación más que “comprometida” bajo el slogan “Si tenemos tu dinero, no tendremos que salir a buscarlo“, desarrollada por la agencia JWT – Madrid.

¡Simplemente genial!

 

Este cambio en el modelo de comunicación del Patrimonio Cultural ha transcendido al propio discurso expositivo, buscando con ello una mejor interpretación del contenido museológico y, sobre todo, una mejor experiencia del usuario porque, permitidme la analogía,  el arte como el vino, cuanto más lo conoces, más lo amas.

La proliferación de diferentes sistemas de guiado en las exposiciones (audioguías, videoguías, apps para tablets y smartphones…), potenciado con el desarrollo de webs con programación “responsive” que se adaptan a los diferentes dispositivos, combinado una adecuada estrategia de contenidos, hacen que la interpretación del patrimonio, y por tanto la experiencia del usuario sea mucho más completa.

De esta manera se desarrolla una Industria de la Cultura en base al al Patrimonio Cultural, que no sólo tiene repercusión en las propias instituciones y en su labor de investigación y conservación, sino que revierte en el conjunto del territorio y sus infraestructuras turísticas. Hoteles, restaurantes u otros recursos del patrimonio cultural en zonas próximas, favoreciendo mediante estrategias de colaboración el tráfico de consumidores entre los diferentes recursos patrimoniales y ciudades, y sobre todo, generando nuevas visitas y/o pernoctaciones.

Esa es la estrategia que sigue la creación de una entrada común para visitar museos de una misma zona o la creación de la red de Museos Autonómicos de La Rioja, con el recien inagurado Museo de La Rioja como eje central, sobre el que se desarrollan museos especializados temáticamente y distribuidos por toda la geografía riojana, como el Museo de La Romanización de La Rioja en Calahorra, el Museo del Torreón de Haro dedicado al arte del siglo XX, -que recientemente ha hecho una excelente exposición temporal sobre Tapies-, y La Casa Encantada de Briones, dedicada a la etnografia en las formas de vida de La Rioja en el s.XIX y principios del s. XX.

Quizás ahora sólo falta que salga a la calle y se apliquen las herramientas que faciliten el desarrollo de dicha estrategia.

 

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.