Agencia Marketing Rioja | Agencias Publicidad Bilbao

Coge el tren de la nueva comunicación

Coge el tren de la nueva comunicación

Me lo enseñó una buena amiga que cada año, por razones de trabajo, suele visitar la ciudad de Bangkok. El “Market Train” se ha convertido en uno de los elementos más de representativos  de una ciudad en la que se integran dos mundos, de una parte una sociedad fuertemente anclada a la tradición y, por la otra, el empuje de un mundo que avanza imparable a base de desarrollo tecnológico e innovación.

Del mismo modo, estamos viviendo un momento histórico entre estos dos mundos. Un momento definido por una revolución tecnológica sin precedentes que nos está cambiado para siempre, una crisis sistémica que ha puesto en entredicho los modelos económicos keynesianos y una pérdida de valores en la sociedad actual.

Frente a esta situación y, desde el ámbito de la comunicación social, surge un nuevo modelo que integra la tecnología y la recuperación de nuevos valores basados en el compartir,  en la gestión del conocimiento, la colaboración, en asumir que no podemos ser especialistas en todo y aprender a desarrollarnos bajo el modelo del crowdsourcing, incluyendo al consumidor a través de la escucha,  la relación y el dialogo abierto.

Un nuevo modelo  que se extiende a todos los ámbitos de comunicación, que rompe fronteras, que no grita, que susurra, que escucha y que dialoga, que empatiza y genera la clave de todo este proceso: confianza. Un nuevo modelo que avanza imparable por una vía que se va definiendo a cada paso  y nos abre un horizonte de un mundo que, sin lugar a dudas, ya no será como -los que llevamos ya algún tiempo en esto-, conocíamos.

Se ha roto el modelo cartesiano entre la ciencia y las humanidades, entre la razón y la emoción, entre lo profesional y lo personal, entre lo analógico y lo digital… todo es uno, una misma realidad que hemos de re-aprehender y mirar desde una nueva perspectiva, porque los valores que nos servían para evaluar en  el modelo anterior hoy ya no nos valen.

Los mercados son conversaciones y las conversaciones se establecen entre personas, luego vienen las métricas.

Ha llegado el momento de reinventarnos, de redefinir la profesión, incluso de volver a creer en ella.

Ahora toca decidir, te subes al tren o te quedas al margen de la vía.